Cómo armar un gran equipo de Testing

Parte 2: Consiguiendo los mejores Testers (continuación)

En el post anterior, detallamos algunas de las habilidades que hacen a un buen tester. Estas habilidades van más allá del conocimiento técnico que puede demostrarse en un examen. La idea es tenerlas presentes a la hora de entrevistar a un candidato, para que podamos identificar al que tenga la mayor cantidad de estas habilidades. El objetivo es armar el mejor equipo de Testing, empezando por incorporar a los mejores Testers.

A continuación, vamos a ver en detalle el resto de las habilidades que son fundamentales para ser un buen Tester.

Creatividad: sin esta habilidad, ningún Tester puede ser completo. Podrá ser metódico, ordenado, detallista, tener buena comunicación, pero si a todo eso no le suma una buena dosis de creatividad, nunca llegará a obtener grandes resultados. La creatividad es necesaria para pensar en lo que nadie pensó, para imaginar condiciones inesperadas donde el sistema puede fallar y pueden aparecer los errores. Es la base de la prueba exploratoria, donde no se sigue una estructura, sino que se va buscando, descubriendo funcionalidades y encontrando discrepancias. La creatividad le permite al Tester ir más allá de lo que está especificado, y ver lo que nadie ve.

¿Cómo evaluar la creatividad de un candidato en una entrevista? Una manera es plantear problemas de pensamiento lateral. Otra sería plantearle situaciones reales y pedirle que proponga varias soluciones, aclarando que no hay una respuesta correcta. La idea es ver cuántas respuestas es capaz de generar, no tanto evaluar la validez de esas respuestas.

creativity

Facilidad para aprender: es clave que el Tester tenga la habilidad de aprender rápido y solo. En muchas oportunidades, sucede que necesitamos probar una aplicación de la que no tenemos documentación, o la misma es muy escasa. En tales casos, el Tester debe explorar la aplicación y descubrir por sí mismo las funcionalidades. Deberá tener la capacidad de hacerlo sin contar con suficiente ayuda.

La capacidad de aprender con rapidez y facilidad también es importante para que el Tester pueda trabajar en distintas tecnologías y adaptarse a diferentes entornos. Esto le permitirá entender lo nuevo, para poder diseñar mejores pruebas.

Si bien existen tests específicos para evaluar la capacidad de aprendizaje, quizás lo más simple sea recurrir al propio currículum del candidato, indagando en el mismo en busca de conocimientos que haya adquirido por sí mismo. Si los conocimientos del candidato provienen únicamente de estudios formales, hay que dudar.

Malicia: esta es una palabra que puede sonar negativa, pero es la que mejor explica el concepto que queremos transmitir. No existe un buen Tester que no encuentre muchos defectos y para encontrar muchos defectos hay que querer encontrarlos. Es decir, hay que ejecutar las pruebas con la intención deliberada de hacer fallar el sistema y que aparezcan errores. De poco sirve ejecutar pruebas con el ánimo de que todo funcione correctamente. Eso no es lo que hace un buen Tester. Un buen Tester siempre quiere romper el software. Se sienta ante la pantalla y piensa: “¿cómo puedo romper esto?”. Por lo tanto, entendemos como malicia a esa intención de encontrar bugs, que en definitiva es positiva para el equipo y el proyecto.

Aquí no vamos a decir que el mejor candidato va a ser el que le ponga el pie a otro candidato para que se caiga, o le vuelque café sobre la camisa. En todo caso, estamos en busca de malicia aplicada a la tarea de Testing. Podemos pedirle que imagine que debe probar un software con determinadas características, y que nos diga cómo piensa romperlo. Si notamos un brillo en los ojos cuando decimos la palabra “romperlo”, podemos ir preparando la carta de oferta…

image001-1

Integración al equipo: por último, esta puede no ser una habilidad específica del Tester, pero es algo que no debe dejarse de lado. Debemos tener en cuenta que el candidato va a integrarse a un equipo, que quizás se está formando y donde contamos con personas que tienen determinadas habilidades y características.

Por un lado, y sobre esto vamos a extendernos más adelante, es importante que el equipo se complemente. Es decir, que cada uno de sus integrantes cuente con algunas habilidades, de manera que entre todos cubran todo el espectro necesario en un equipo de Testing. Por ejemplo, podemos tener un candidato con un perfil técnico, ideal para automatizar, pero si en el equipo ya contamos con un perfil similar, deberíamos preguntarnos si realmente necesitamos a dos personas con habilidades parecidas, y si no nos van a estar faltando otras habilidades.

Por otro lado, hay que tener en cuenta las características de personalidad y cómo puede llegar a encajar nuestro candidato en el equipo. Aquí podremos apoyarnos en Recursos Humanos.

Es también una buena idea que alguno de los miembros del equipo tenga una breve charla con el candidato, y tengamos en cuenta su feedback, ya que él puede darnos una visión que nosotros no tenemos, desde “adentro del equipo”. Ya que van a ser compañeros de trabajo, deberíamos tomar en cuenta su opinión.

Finalmente, a la hora de armar un equipo de Testing, deberemos buscar la correcta combinación de habilidades, para que podamos utilizar en cada momento las que se necesitan, según la tarea. Como hemos dicho, ese será el tema del próximo post.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s